En muchas ocaciones limpiamos las habitaciones de nuestro hogar obviando una parte muy importante, las paredes. El mantenimiento de las paredes es un elemento que aunque no necesite una limpieza tan frecuente como el resto de zonas también es primordial. El problema se presenta cuando cada una de las habitaciones posee un material distinto y por lo tanto una limpieza específica. Por ello, le proponemos diversas formas para limpiar paredes de los tres materiales más comunes.

limpieza paredes

Paredes de pintura

Para empezar, uno de los materiales más usados es la pintura. Las paredes pintadas mantienen un proceso en el cual primero se deberá de eliminar el polvo con un plumero, bayeta o incluso con una aspiradora. Además, si observamos algún tipo de roce de los muebles que hayan originado marcas, una forma muy fácil de  provocar que desaparezcan sería utilizar una goma de borrar en la zona afectada. Por consiguiente, tras haber eliminado el polvo, se deberá aplicar sobre la pared agua templada con jabón liquido y frotar suavemente sobre ella. Es recomendable limpiar toda la pared de una sentada, para que no se queden manchas de secado.

Paredes de baldosas y azulejos

Continuando con el segundo material más común, nos encontramos ante las baldosas y azulejos. Las paredes de baldosas o azulejos se deben de limpiar con más frecuencia para evitar que aparezcan hongos en sus juntas, ya que suelen estar en zonas húmedas de la casa. En este caso, os recomendamos dos productos para su limpieza, la lejía y el vinagre. La lejía al tratarse de un producto de limpieza químico bastante fuerte eliminará todo rastro de hongos y manchas. Y el vinagre, normalmente disuelto en agua volverá a darle a los azulejos ese toque brillante e impecable que requiere.

Paredes de madera

Y por último, el tercer material, la madera. En muchas casas es bastante común revestir las paredes de madera, pero el problema es que es el material que más polvo atrae. En ocasiones estas paredes mantienen un exceso de polvo que desemboca a un exceso de cera. Por lo que lo recomendable es limpiarlas con bastante frecuencia, normalmente frotando la madera en el sentido de la vetas con lanilla de acero y alcohol rebajado .

Para ayudaros con todo este proceso de limpieza, en Serviman Limpiezas tenemos un servicio de limpieza en el que podrás encontrar un personal cualificado que sabrá tratar el material de la pared de la forma más adecuada.

Además, le sugerimos leer Cómo limpiar el portal de la comunidad en la que vives  o Cómo limpiar tu baño de manera fácil y ecológica en 5 pasos.

Para saber más sobre nuestro servicio, puedes contactar aquí con nosotros y llamarnos para consultar presupuesto sin ningún tipo de compromiso.